sábado, julio 23, 2005

Sueño babilónico


Te he visto varias veces esperar el tren, al final de la estación, en madrugadas que agonizan. Y te he escuchado varias veces decir good morning así de lejitos, con tu mano y sonrisa al aire fresco confirmando tus deseos.

Y te he respondido con mis manos y sonrisas y un medio saludo militar machista, como si aún vistiera mi uniforme cintura 29 y camisa small, y el don´t ask don´t tell me confundiera de impaciencia las sienes.

Admito que hasta me masturbé pensándote, imaginándote cual terremoto desnudo de eyaculaciones volcánicas: por arriba, por abajo y a mi lado en el lecho compartido, cual compañero de barracas lejanas.

Hoy, un día soleado me regaló tu presencia sin trenes que abordar. Y nos saludamos y nos dirigimos unas palabras, y aunque no te pareces en nada al de mis albas oníricas, algo de ti en mi me dice que eres el mismo con quién soñé en Tikrit.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home