sábado, agosto 20, 2005

Quién eres

Borracho por ti, carajo,
porque llamaste después de dos semanas
diciendo qué dices sin preguntar cómo estoy,
cómo laé pasao sin ti,
si textraño, si me haces falta,
después de la vez que contemplo tan cercana,
la vez contraria a tu voz,
que se quedó en mí como plegoste
y te pregunto y me pregunto
quién eres,
pues menos que la huella en mi espalda marcada
y adoloridamente gozosa,
recuerdo apenas quién eres.

Sobrio por ti, puñeta,
porque me escuchas después de dos semanas
adivinando qué diría yo y sabiendo quién soy,
y cómo las pasao sin mí,
que techo de menos, que no te ignoro,
después de la vez que atestiguo tan lejana,
la voz opuesta a tu vez,
que se quedó en ti tan nítida,
y te preguntas y me preguntas
quién eres,
pues más que el rastro en tu espalda marcado
y gozosamente adolorido,
recuerdo apenas quién eres.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home